BióArte

BioArte.jpg

bioarte

Bioarte o Bio-Art.

1*94u5mMwPh9KVVCsrK32Ttg

Es un término que apareció en la primera década del siglo XXI y se trata de las más recientes corrientes desarrolladas por el arte contemporáneo. Es el arte en los albores de la revolución genética y tiene la particularidad de asumir a la biotecnología como un medio. Cultivo de tejidos vivos, genética, transformaciones morfológicas, construcciones biomecánicas son algunas de las técnicas utilizadas por los artistas del bio-art, planteando cuestiones éticas y sociales al desarrollo en biotecnología.

Esta experimentación puede implicar al propio cuerpo de los artistas (cultivos en la piel, transfusiones de sangre animal), encarnando, a menudo, ellos mismos los tradicionales miedos y esperanzas asociados a estas tecnologías.

7cowand660x522-1200x800

Existe cierto debate por la inclusión de obras que no trabajen con técnicas sobre tejido vivo en la corriente del bio-art. Las obras que participan del bio-art deberían ser reconocidas en la medida en que reflejen un nivel de crítica o comenten la relación problemática existente entre la sociedad y el desarrollo en biotecnología.

George Gessert es considerado por muchos como un importante iniciador del movimiento bio-art. Eduardo Kac es otro de los iniciadores de la corriente y de su trabajo con seres vivos el más conocido es el del conejo Alba, trabajo en la que, mediante la manipulación genética del animal, se le cambia el color. Además, la forma del cuerpo del mamífero y su coloración son del mismo tipo que las que encontramos en los conejos albinos.

636622_bioart

El SymbioticA es un grupo fundado por Oron Catts y Ionatt Zurr, con base en la escuela de anatomía y biología humana de la University of Western Australia. Ellos suelen usar tejidos vivos como formas escultóricas, comprometiendo en las obras juicios éticos, a menudo de manera controvertida. Joe Davis trabaja en MIT y, con la colaboración de científicos, produjo varias exposiciones.

En este movimiento artístico también se encuentra la obra de Allison Kudla, en la que destaca Growth Pattern, donde utiliza hojas de tabaco para crear un mosaico. Heather Dewey-Hagborg es otra artista del bioarte y su proyecto más famoso se titula Stranger Visions, en el que cogió ADN de diferentes personas y recreó sus caras en un software en 3D. Este ADN fue extraído, en gran parte, de colillas con saliva y pelo que la artista iba encontrándose por la ciudad.

Amy Karle 2016 – Regenerative Reliquary (BioArt)

El bioarte también ha sido desarrollado desde la corriente artística plástica la cual involucra un proceso de fabricación en equilibrio con el ambiente, es decir, se toma en cuenta el uso de materiales reciclables y reutilizables para la fabricación de piezas artísticas en equilibrio con el ambiente. El objetivo del bio-art es brindarle al público la posibilidad de desarrollar y contemplar la expresión de cada artista volviendo a las raíces, a la expresión de cada cultura que nace de la tierra y no la perjudica. En Venezuela es desarrollada por diferentes artistas, siendo los pioneros el Taller Bioartesanal “Un Mundo en Botellas”

FUENTES:

chameleon-bodypainting

2BioArte.jpg

Eduardo Kac.

FPbeachTsien

Eduardo Kac (1962) es un artista multidisciplinar conocido principalmente por crear obras que usan la biotecnología para intervenir en la estructura genética de animales.

Una de sus obras más conocidas, a veces calificada como bioarte, es “Alba”, presentada en 2000 en Aviñón como un conejo fluorescente verde. Este animal se encontraba implantado con un gen de proteína verde fluorescente (GFP) de un tipo de medusa y bajo una luz azul específica, el conejo parecía verde. El trabajo resultó ser muy controvertido.

genspace

pigwingsFUENTES:bioarte

2BioArte.jpg

GFP Bunny, un proyecto de arte transgénico.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAEste proyecto de Eduardo Kac fue desarrollado en Jouy-en-Josas (INRA), Francia, en el año 2000. Alba es una coneja a la que se modificó el ADN realizando una combinación [4] con un gen fluorescente perteneciente a un tipo de medusas, concretamente a las medusas Aequorea Victoria. De tal manera, que en condiciones normales Alba es una coneja aparentemente normal, pero que sometida a una intensidad de luz azul de una excitación máxima de 448nm, emite una luminiscencia verde.

El proceso para crear esta particularidad se llevó a acabo en colaboración con el artista y curador Louis Bec y los científicos Louis-Marie Houdebine y Patrick Prunet,  trabajadores e investigadores del Instituto Nacional de la Investigación Agronómica de Francia.

conejos-fosforescentes

GFP Bunny es para su autor(es) una creación de arte transgénico [5], pero a diferencia de lo acontecido a nivel social, el entramado del proyecto no reside en la creación de una conejo fluorescente. La creación de la coneja es el primer paso de un proyecto que abarca el debate público generado por la misma y la integración social de ésta. Lamentablemente, para la coneja, la última fase del proyecto nunca tuvo lugar, ya que debido a la presión social y mediática, Alba reside en INRA esperando su liberación.

El arte transgénico, y especialmente el caso de Alba, nos sitúa ante la problemática de la alteración de la percepción del cuerpo a causa de las nuevas tecnologías y nos propone el uso de las técnicas de ingeniería genética aplicadas al trabajo artístico. Una de las características fundamentales es que, las técnicas de ingeniería genética trabajan con la vida como material, por lo tanto la vida pasa a ser el elemento esencial para la realización de los proyectos transgénicos. Así como de la mayoría, hasta el momento, de proyectos de Bioarte. En cuanto a este paso, se da una ruptura en la relación conocida hasta el momento entre arte y vida, lo que antes era representado por el arte ahora deviene material artístico. Pero este trabajar con la vida  como material no lo deberíamos confundir con un interés por los aspectos puramente formales de la vida, ya que si fuera así no estaríamos hablando de Bioarte ni de arte transgénico sino de biología, sin más implicación en un contexto artístico.

en_GFP_fly3La aportación fundamental que se da a partir de un proyecto como Alba, es una acentuación de los aspectos sociales más que los puramente formales. Con Alba se nos están planteando las consecuencias sociales de la creación de un ser vivo transgénico como obra de arte, y en este buscar las consecuencias sociales, hay que reconocer la agudeza de kac al presentar un mamífero transgénico. Sin perder de vista la mayor dificultad técnica para modificar la estructura de un mamífero, éste genera un mayor cuestionamiento que si hubiera presentado otros sistemas vivos de estructura más simple, como ya hizo en su anterior obra Génesis.

FUENTES :miau

2BioArte.jpg

Arte y nuevas tecnologías, lo experimental en el bioarte.

Ratón fosforescente

Las denominadas nuevas tecnologías, vuelven a poner en escena la relación dialéctica entre arte y ciencia. Ambas estuvieron relacionadas a lo largo de la historia del arte, desarrollándose de maneras muy distintas según el contexto socio-histórico en el que surgían. En el arte griego, había un término para denominar técnica y arte “tekhne”. En el Renacimiento, esta relación se dio de manera intensa. Artistas como Leonardo, integraron a sus obras saberes específicos de la ciencia y el arte. Creía que el objetivo del arte era explorar el mundo visible. Exploró el cuerpo humano, investigó sobre las aves, las corrientes marinas, las plantas, la naturaleza de los sonidos, y todos estos descubrimientos fueron las bases de su arte. Durante la época, se revolucionó la perspectiva y todo el sistema de representación. E6ALuego el arte y la ciencia, estarían alejados, por un largo periodo de tiempo. Es en esta época donde la ciencia versa sobre la razón y el arte sobre la emoción. En el siglo XX, el binomio arte-ciencia se vuelven a encontrar con mayor fuerza. La obra manual dio paso a una obra mecanicista, del taller a la fábrica. Las vanguardias van a determinar un nuevo lenguaje pictórico desde lo constitutivo de la obra, atravesada por la ciencia. Movimientos tales como el futurismo italiano, el constructivismo ruso, el dadaísmo y la bauhaus, suman a sus obras la intervención de la tecnología. La fotografía y el cine, impulsaron una nueva fase productiva dentro del arte y la ciencia. Las computadoras e internet, posteriormente, aportan nuevos formatos y técnicas, donde los artistas encuentran nuevos medios para poder expresarse. Actualmente se han borrado los límites o los campos específicos entre arte y ciencia. La electrónica, la informática, y luego los ordenadores e internet, fueron estableciendo nuevas formas pictóricas dentro del arte. Los artistas encontraron un nuevo lenguaje a partir de la tecnología. Las cuestiones formales dentro del arte son infinitas, provocando la difícil tarea de teorizar al mismo. Se impusieron nuevas corrientes de trabajo, y nuevos postulados, que están en continuo proceso de transformación.

5b9ae025a621f61197378373b83fce79

En las ciencias sociales, se abrieron diversos debates sobre la condición postmoderna, en relación a la ciencia y el arte. Josep Picó declara, (..) en ciencia presenciamos el boom de las tecnologías –la cibernética, la robótica abren un horizonte incalculable a las capacidades humanas–, en arte se ha llegado a la imposibilidad de establecer normas estéticas válidas y se difunde el eclecticismo que, en el campo de la moral, se traduce en la secularización sin fronteras de los valores, lo que constituye para algunos una fuerza subversiva incalculable (Pico, 1998: 13).

El arte se caracteriza por una pluralidad de estilos y tendencias.

Es en esta pluralidad donde debemos encontrar nuevas teorías estéticas para poder abarcar las distintas manifestaciones artísticas. Las obras de arte comienzan a plantear diferentes lecturas. Los artistas establecen nuevas directrices en la construcción de la obra. El acto creativo si bien surge del artista, muchas veces es completado por el espectador. Las nuevas tecnologías han iniciado varias manifestaciones o prácticas artísticas, como medios electrónicos existentes. Si bien estas nuevas prácticas presentan cierta especificidad, muchas de ellas aun no cuentan con una definición clara, y es ahí donde aún no se puede configurar una norma estética válida y coherente. Estas nuevas tecnologías obligan a los actores dentro del campo del arte, ha incorporan términos, que son específicos de la ciencia. Hoy las obras utilizan el lenguaje de la electrónica, la robótica, la biotecnología, la biología y la genética. En esta variedad de estilos, la obra presenta una pluralidad de significados y conceptos. Como afirma Picó, La posmodernidad se convierte así en un discurso de varias lecturas –la secularización de toda norma sea estética, científica, o moral, o el cambio en las categorías espacio-temporales, o el politeísmo de los lenguajes, o–, que no acaba nunca de conseguir un consenso unitario, pero que se confiesa como la primera tarea ambiciosa que trata de describir el mapa del universo cultural resultante de la desintegración, cada vez más completa, del mundo tradicional (Picó, 1998: 14).

Este nuevo modo de concebir las cosas dentro del universo cultural, va a determinar, una nueva concepción de la obra de arte. Las nuevas tecnologías van a aportar nuevos soportes donde los elementos aparecen como objets trouvès, a modo de patchwork, dando origen a prácticas artísticas tan variadas y disímiles como el arte cibernético, el bioarte, o el media art digital, entre otros. En el caso del bioarte, el artista como único creador deja paso, a una creación colectiva, un grupo de profesionales de distintas ramas: artistas, biólogos, genetistas y otros actores que trabajan conjuntamente para construir la obra. De esta manera, no es solo el artista, el que erige la obra, sino un grupo de profesionales, intentando integrar los diversos conocimientos, para un obtener un resultado: la obra de arte. Es este carácter interdisciplinario, el que le otorgara a la obra, tantas interpretaciones como espectadores haya. Los artistas plantean distintas ópticas de visión, donde en última instancia es el espectador quien determina el recorrido que hará su propio ojo. Y es esté quien dará sentido a la obra. El objeto, como expresa Picó (1998), No tiene una forma absoluta, sino muchas; tiene tantas formas como planos haya en la región de la percepción. El mundo-objeto es inseparable de su percepción cambiante y pluridimensional, la estructura uniforme y narrativa de las artes se rompe y ello contribuye a la desublimación de las jerarquías y la desligitamación de los discursos globalizantes(..) (Pico, 1998: 28).

En esta etapa comienzan a profundizarse varios conceptos de las vanguardias históricas. Se intensifica la deconstrucción de la mirada. Rechazar la estandarización de la mirada. Se trataba de abarcar al objeto desde todos los puntos de vista. Los planos se hacen discontinuos. Multiplicación, diversificación y deconstrucción de la mirada va a ser el paradigma. La multiplicación de la información, ha modificado la circulación de los conocimientos. Estas transformaciones han afectado a las normas y postulados de la ciencia y el arte. Hemos pasado del arte-objeto, ha constituir un sujeto-arte. La obra se crea dentro del cuerpo del artista o como parte de él.

FUENTES:

images

2BioArte.jpg

000uam_1.jpg

Roberto Real de León     Julia Vargas Rubio     Marco Antonio Flores Enríquez

Estudio de Arqué Poética y Visualística Prospectiva

Departamento de Investigación y Conocimiento del Diseño

División de Ciencias y Artes para el Diseño

Hermeneusis: BARRUQUIN ZUÑIGA KAREN PAOLA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s